Hola como andan, ustedes dos, me están haciendo un volver a vivir, Bogazul , no quiero pensar que tu amigo en el Ceibo haya sido el viejo Emilio y su señora, yo paraba en la isla cuando iba a la juncal y juncalito 
Lo del arroyo Lechiguana un paraiso de los dorados y de las yarará, estas cruzaban el arroyo nadando, que época ( estoy hablando de la década del 80 )
un abrazo para todos